Volver
arriba

Vacunas

Vacunaciones; Inmunizaciones; Inmunizar; Vacunas en inyección; Prevención - vacunas

Las vacunas se utilizan para reforzar el sistema inmunitario y prevenir enfermedades graves y potencialmente mortales.

Leer el artículo completo

Los fundamentos

Autocuidado

Hablando con su medico

 
  • Vacunas - Animación

    Vacunas

    Animación

  • Vacunas - Animación

    Las vacunas son inyecciones de antígenos administrados al organismo. Los antígenos de la vacuna se muestran aquí en color verde. Una vez que entran en la sangre, los antígenos circulan junto con las otras células, como las células B y T. Las células B y T son glóbulos blancos que ayudan al cuerpo a defenderse de los invasores externos. Cuando los antígenos invaden los tejidos corporales, atraen la atención de los macrófagos. Los macrófagos son barredores no específicos que, en este caso, acorralan a los antígenos. Luego, los macrófagos avisan a las células T que los antígenos están invadiendo. El tipo de células T citotóxico o matador responde atacando al antígeno invasor. Finalmente, las células T supresoras detienen el ataque. El resultado final es que, después de la vacunación, el organismo tendrá un recuerdo perdurable de un encuentro con un invasor potencialmente peligroso y con fortuna, una mejor capacidad para combatirlo si alguna vez se encuentra nuevamente expuesto a éste en mayores cantidades.

  • Vacunas - Animación

    Vacunas

    Animación

  • Vacunas - Animación

    Las vacunas son inyecciones de antígenos administrados al organismo. Los antígenos de la vacuna se muestran aquí en color verde. Una vez que entran en la sangre, los antígenos circulan junto con las otras células, como las células B y T. Las células B y T son glóbulos blancos que ayudan al cuerpo a defenderse de los invasores externos. Cuando los antígenos invaden los tejidos corporales, atraen la atención de los macrófagos. Los macrófagos son barredores no específicos que, en este caso, acorralan a los antígenos. Luego, los macrófagos avisan a las células T que los antígenos están invadiendo. El tipo de células T citotóxico o matador responde atacando al antígeno invasor. Finalmente, las células T supresoras detienen el ataque. El resultado final es que, después de la vacunación, el organismo tendrá un recuerdo perdurable de un encuentro con un invasor potencialmente peligroso y con fortuna, una mejor capacidad para combatirlo si alguna vez se encuentra nuevamente expuesto a éste en mayores cantidades.


    Actualizado: 8/29/2020

    Versión en inglés revisada por: Neil K. Kaneshiro, MD, MHA, Clinical Professor of Pediatrics, University of Washington School of Medicine, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team. Editorial update 09/28/2021.

    La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
    © 1997- adam.comTodos los derechos son reservados

     

     

     

    Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
    Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos